Rincones del mundo, Sin categoría

ÁMSTERDAM

¿QUÉ VER EN ÁMSTERDAM EN TRES DÍAS?

Es fácil encontrar a personas escusandonse en decir que no viajan porque no tienen largas vacaciones o porque no disponen de tiempo suficiente, pero ¿es necesario tener más de dos semanas de vacaciones para conocer sitios impresionantes?. Por supuesto sería mucho más interesante conocer un país en quince días que en tres, pero si realmente queremos viajar no hace falta hacerlo en unas largas vacaciones. Desde mi experecia, confirmo que es posible ver Amsterdam en tres días.

Esta ciudad, que se ha convertido en una de las más visitadas de Europa con casi ocho millones de visitantes al año, tiene un gran atractivo para los turistas gracias a sus canales, sus casas flotantes, su museo Van Gogh, sus famosos Coffee Shops o su gran «exposición» de bicicletas de paseo repartidas por toda la ciudad. Sin lugar a dudas, las bicicletas fue una de las cosas que más me sorprendió, junto a la casi inexistencia de semáforos y accidentes provocadas por los conductores de éstas.

A continuación detallaré lo que tuve tiempo de ver en tres días en esta fantástica ciudad, capital de los países bajos.¡COMENZAMOS!

CANALES Y CASAS FLOTANTES

Ámsterdam es llamada la «Venecia del norte», debido a que cuenta con un total de 165 canales que miden aproximadamentes 100 kilómetros en total y más de 1500 puentes que la cruzan.

La sección principal de los canales es denominada Grachtengordel o El anillo de Canales, formada por tres canales principales; el Herengracht, el Prinsengracht y el Keizersgracht, que a su vez forman cinturones concéntricos alrededor de la ciudad. Actualmente, esta histórica red acuática cuenta con el galardón de Patrimonio de la Humanidad otorgado por la Unesco en 2010.

Las casas flotantes, conocidas como woonark (casa arca), nacieron como una nueva tipología de vivienda después de la Segunda Guerra Mundial, debido a que comenzaron a escasear las viviendas tradicionales en la ciudad.

Muchas de estas casas tienen más de 100 años y conservan varias características originales junto con instalaciones modernas, como electricidad, calefacción y agua corriente. Están construidas sobre un pontón flotante y normalmente no tiene motor.

Podemos ver algunos ejemplos espectaculares dando un paseo en barco por los canales más pintorescos de Ámsterdam y es fácil ver algunas con varios pisos y complementadas con terrazas, jardines adosados o ambos.

Al fondo, un ejemplo de casa flotante

Además, si quieres sumergirte en la vida dentro de una casa flotante, te recomiendo visitar el Museo Casa Flotante en el canal Prinsengracht. El interior del museo es un barco construido en 1914, que fue el hogar de una familia holandesa durante más de 20 años y cuyas habitaciones originales ofrecen una perspectiva de la vida en este tipo de hogares.

LUGARES SIMBÓLICOS

COFFEE SHOPS

Los Coffee Shops son una especie de locales, que tiene como característica principal la posibilidad de venta y consumo legal de cannabis (marihuana), hachís, alimentos con Cannabis y otros productos con extractos de esta planta. Los coffee shops existen gracias a la tolerancia de drogas suaves en los Países Bajos.

En la mayor parte de los coffee shops no venden bebidas alcohólicas. Además, es mucho más sorprendente que se pueda fumar hachís y marihuana porque está legalizado, pero no está permitido fumar tabaco.

Si no estás interesado en fumar en estos Coffee Shops y quieres entrar porque te llama la atención verlos por dentro, el humo es inevitable, pero puedes tomar un café o un refresco.

BARRIO ROJO

El Barrio Rojo de Ámsterdam es mundialmente conocido y está situado en la zona antigua de la ciudad.

Es el barrio más visitado por los turistas que se acercan atraídos por el placer de lo prohibido y es que Ámsterdam y en general Holanda, está orgullosa de sus políticas liberales. En el Barrio Rojo existen más de 300 burdeles y lo más curioso que visitar en el Barrio Rojo son las famosas vitrinas de los prostíbulos.

Al contrario que en otras ciudades, el Barrio Rojo de Ámsterdam, es una zona permanentemente llena de turistas y bastante segura por las noches.

EL BARRIO JUDÍO

En esta zona de la ciudad se establecieron los primeros judíos en el año 1600 apróximadamente. Su recorrido está alrededor de un kilometro cuadrado, pero dificilmente se podría ver al completo en un día.

En él podemos encontrar el Museo Casa de Rembrandt, el Waterlooplein Market ; un mercadillo callejero, el Jardín Botánico de Amsterdam, el Hollandsche Schouwburg que tiene un monumento y un recordatorio de la guerra y es un museo pequeño de entrada gratuita que detalla parte de esa triste historia. Tambien podemos ver el Museo Marítimo o el Museo Histórico Judío que es el único museo en Holanda centrado en la historia, cultura y religión judía.

MERCADO DE LAS FLORES

El mercado de las flores de Ámsterdam es el único flotante que existen y está situado junto al canal de Singel. En holandés se llama “Bloemenmarkt”.

En él se pueden encontrar flores de todo tipo y especialmente los tradicionales tulipanes, pero también bulbos y semillas de casi cualquier especie de planta imaginable. Debemos tener en cuenta que Holanda distribuye a muchas otras ciudades europeas semillas que después son plantadas en invernaderos. Sin duda, es uno de los lugares que no debes olvidar en tu visita a Ámsterdam.

PLAZA DAM

La Plaza Dam es la plaza más importante de Ámsterdam. Se encuentra en pleno centro histórico de la ciudad y está rodeado de edificios importantes, comercios, restaurantes y una historia que incluye un poco de todo.

Hoy en día, la Plaza Dam representa el punto de encuentro de muchos turistas debido a su cercanía con la Estación Central de Ámsterdam. Generalmente, es un sitio muy concurrido a todas horas, pero sentarse un rato alrededor del obelisco para observar a las palomas puede darte la sensación de tranquilidad en medio del ajetreo.

En ella podemos encontrar El Palacio Real, que es sin duda el edificio más interesante. El Museo de Cera Madame Tussauds, la Iglesia Nueva, el Monumento Nacional (una columna de piedra en memoria de los soldados muertos en la Segunda Guerra Mundial) o la Bijenkorf (una lujosa galeria comercial de cinco pisos).

VONDELPARK

El Vondelpark, es el parque más grande y famoso de Ámsterdam, que atrae a más de 10 millones de visitantes al año.

Cuenta con 45 frondosas hectáreas, con un famoso teatro al aire libre, numerosos parques infantiles y varios cafés y restaurantes. Además es el lugar preferido para caminar, pasear en bicicleta, practicar deportes, comer al aire libre o simplemente relajarse. Como es lógico, tanto turistas como locales adoran este parque.

MUSEOS DE AMSTERDAM

CASA DE ANA FRANK

Es un museo dedicado a la diarista de guerra judía Ana Frank, que se ocultó de la persecución nazi con su familia y siete personas más en el ático y el desván del edificio, tapando la entrada por una falsa estantería.

El museo funciona como un espacio para resaltar todas las formas de persecución, discriminación.

MUSEO VAN GOGH

El museo Van Gogh es uno de los lugares más deseados por los amantes del arte que visitan Amsterdam. En él se encuentran más de 200 pinturas, 400 dibujos y cientos de cartas del pintor holandés.

Entre las obras principales expuestas se encuentran «Los comedores de patatas«, “La habitación en Arlés” y una versión de “Los girasoles”. Además, el museo tiene la custodia de la mayoría de las cartas de Vincent van Gogh.

EL MUSEO NACIONAL DE ÁMSTERDAM » RIJKSMUSEUM»

El Rijksmuseum o Museo Nacional de Ámsterdam está dedicado al arte, la artesanía y la historia.

Posee la más famosa colección de pinturas del Siglo de Oro neerlandés así como una rica colección de arte asiático y egipcio.

ZAANSE SCHANS: PUEBLO DE LOS MOLINOS

Zaanse Schans está situado a 20 kilómetros de Ámsterdam y supone otra de las excursiones de medio día más recomendables desde la capital holandesa.

Zaanse Schans es un pueblo con muchísimo encanto y que alberga todos los tópicos asociados a Holanda; riachuelos, zuecos, queso, canales y varios molinos de viento que son el gran motivo por el que Zaanse Schans se ha convertido en la excursión preferida en mi visita a Ámsterdam.

Llegamos a Zaanse Schans en tren. Bajamos en la estación de Zaandijk Zaanse Schans, que se encuentra a unos quince minutos a pie del pueblecito. Estuvimos a punto de alquilar una bicitaxi para ahorrarnos el paseo, pero finalmente nos decantamos por ir a pie y poder disfrutar de las maravillosas vistas que encontrabamos en el camino.

Zaanse Schans es una de las mejores zonas de Holanda para ver molinos de viento y si además de contemplar y fotografiar estampas típicas holandesas os interesa el funcionamiento de los molinos, podéis entrar a visitarlos.

Pero en Zaanse Schans tienes la posibilidad de ver museos o talleres como los talleres de zuecos, el Cacao Lab en el que te hacen una demostración de cómo se hace el chocolate desde los granos de cacao hasta la tableta de chocolate, la fábrica del queso o si te gustan los relojes no te puedes perder el tic tac del Zaan Time Museum donde tienen una gran colección de relojes de pared de diferentes tamaños, modelos y épocas.

¡Y hasta aquí mi viaje a Ámsterdam en tres días! 🙂

Y tú.. ¿crees que se puede conocer lo más importante de Ámsterdam en tres días? Espero que este pequeño tour te haga reflxionar antes de rechazar un viaje por falta de tiempo 😉

Si te ha gustado mi entrada, no olvides seguirme para no perderte las siguientes.

1 comentario en “ÁMSTERDAM”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.