Rincones del mundo, Sin categoría

SAN MARTÍN DEL CASTAÑAR (SALAMANCA)

El trabajo, los estudios y en general las obligaciones, hacen que le dedique a este blog mucho menos tiempo del que me gustaría, pero hoy he sacado un poquito de tiempo para escribir porque quiero compartir con vosotros un nuevo rincón del mundo que he descubierto este verano. Se trata de San Martín del Castañar, una localidad que pertenece a la comarca de la Sierra de Francia en la provincia de Salamanca y que cuenta con poco más de 200 habitantes.

Debo confesar que antes de llegar a este pueblo tan maravilloso, nuestras espectativas no eran demasiado altas y creímos que en una o dos horas lo habríamos visto todo, pero nos equivocamos completamente porque San Martín del Castañar tenía mucho que ofrecernos.

Al llegar, aparcamos el coche en la entrada y caminamos hacia el centro del pueblo. Cuando apenas habíamos caminado unos cuantos metros nos cautibó la arquitectura popular serrana, que ya conociamos de otros pueblos de la zona. Calles empedradas y casas hechas de granito, barro, entramados de madera vista y vigas de piedra que generalmente cuentan con dos o tres plantas. Casi siempre, la planta baja era usada como establo para los animales y en algunas de ellas es posible que aún se mantenga estra tradición.

Otra de las cosas que nos enamoró de San Martin del Castañar fueron las decenas de jardineras que nos encontramos repartidas por todo el pueblo, con frases en las que se podían leer algunos vocablos serranos que yo había escuchado desde pequeña y que el pueblo ha querido recuperar de esta forma tan original.

Nosotros que somos bastante curiosos, dedicamos bastante tiempo a buscar en internet el significado de alguna de ellas y mis padres me dijeron el significado de otras tantas cuando llegamos a casa.

El centro neurálgico del pueblo es la Plaza Mayor, que se encuentra presidida por una gran fuente en el centro y que en su día serviría para abastecer de agua a los animales.

Llama la atención uno de los soportales de la plaza que cuenta con una cara tallada en piedra y que pudimos encontrar gracias a un juego que más adelante os contaré. En este mismo soportal se encuentra el edificio del ayuntamiento.

Seguimos caminando por las calles del pueblo hasta llegar a la parte alta donde nos topamos con la plaza de toros y el castillo de la Biosfera que consta de dos torres y de la cerca de murallas que las envolvía.

El castillo es del siglo XV y ha sido recientemente rehabilitado para convertirlo en un museo que acoge al Centro de interpretación y recepción de visitantes de la Reserva de la Biosfera de las Sierras de Béjar y Francia. En él se puede ver la agriculura, ganadería, clima y costumbres típicas de la zona, así como una sala dedicada a la exposición de obras de la artista MARRAK.

Tras nuestra visita al castitillo, volvimos a la plaza Mayor para refrescarnos un poco tomando una cerveza antes de buscar un restaurante en el que comer.

Finalmente comimos en el Restaurante «Que viene el tío Camuñas», decorado con una gran pintura serrana y con varios cuadros de dibujos serranos que se encontraban distribuidos por toda la estancia de una forma muy elegante. Nos hubiese gustado hacer una larga sobremesa porque la comida estaba muy buena y el servicio fue inmejorable, pero aún quedaba mucho por visitar.

Seguimos avanzando y visitamos la iglesia parroquial, uno de los edificios más importantes de la localidad y que según pudimos comprobar, ha sufrido importantes reformas durante los años.

Antes había comentado que en la Plaza Mayor encontramos una cara tallada en el soportal donde está ubicado el ayuntamiento y que descubrimos gracias al Juego de los Motivos, que se ha creado con la intención de que los turistas puedan conocer más sobre el conjunto histórico de San Martín del Castañar.

Debo confesar que este juego nos tuvo entretenidos durante bastante tiempo y visitamos lugares que no hubiésemos visitado si no hubiese sido por él, como por ejemplo el Puente Romano situado sobre el río Candeluero y que enlaza con la calzada romana perteneciente a las calzadas de la Ruta de la Plata.

Durante la visita al pueblo, encontraremos 7 señales de juego. En cada una se proporciona información de la zona en la que nos encontremos y la fotografía de un motivo en piedra, que deberemos encontrar por los alrededores. Además, encontraremos unas flechas y un mapa que indican donde encontrar la siguiente señal del juego.

Aquí os dejo evidencias de que conseguimos localizar las pistas y os animo a visitar el pueblo y por supuesto, encontrar cada una de ellas.

Hasta aquí mi particular visita por San Martín del Castañar. Espero que te haya gustado y recuerda dejar tu comentario y seguirme para a través de este canal o de las redes sociales Facebook o Instagram, para no perderte ninguna de las siguientes 🙂

1 comentario en “SAN MARTÍN DEL CASTAÑAR (SALAMANCA)”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.